Inspira a tu equipo y mejora la experiencia de tus estudiantes

Existe un fuerte vínculo entre el bienestar de los profesores y la satisfacción de los estudiantes. Si deseas construir una estrategia orientada a tus clientes (en este caso, alumnos), mantener la felicidad del equipo de trabajo es una premisa necesaria.

mejorar experiencia estudiantes
Es importante que el entusiasmo de los profesores se contagie a los estudiantes.


Mantener la satisfacción de los estudiantes de nuestra escuela de baile, música o teatro significa impulsarlos a que continúen estudiando con nosotros, lo cual nos permitirá, obviamente, ganar dinero y recompensar la inversión realizada inicialmente para que se convirtieran en nuestros alumnos. Además, cuando nuestros alumnos están felices, recomiendan nuestra escuela a otros potenciales estudiantes, haciendo publicidad completamente gratuita; de este modo, es posible invertir menos recursos en la búsqueda de nuevos clientes.

Ahora que sabemos por qué es importante mantener a nuestros alumnos felices, debemos buscar maneras de lograrlo, y una de las principales fuentes de felicidad reside en la manera en que tu equipo se vincula con ellos. Los empleados felices que están a gusto con su trabajo son una fuente constante de energía positiva, se esforzarán por conseguir más y hacerlo mejor, y transmitirán ese entusiasmo a sus estudiantes. 

¿Pero de qué manera podemos hacer que nuestro equipo (tanto profesores como personal auxiliar) se sienta orgulloso y motivado? Sigue estos consejos que no demandarán gran esfuerzo de tu parte, pero significarán un gran beneficio para tu academia:

Haz que la gente se sienta apreciada
Elogiar a los miembros de tu equipo no cuesta nada y funciona de maravillas. Sentirse valorado por hacer un buen trabajo eleva la autoestima y las ganas de seguir trabajando. Asegúrate de que todos estén al tanto de los logros del resto de sus compañeros; esto los motivará a seguir superándose día a día, lo que aumentará su felicidad, que luego será transmitida a los estudiantes.

Conoce a tu equipo
Conocer a la gente que trabaja contigo va más allá de saber cuáles son sus gustos musicales o cómo está conformada su familia. ¿Cuáles son sus sueños o sus temores? ¿Qué está sucediendo en sus vidas más allá del entorno académico? Organizar encuentros individuales y grupales con tu equipo para llegar a conocerlos en profundidad hará que se sientan acompañados, que confíen más en ti y entre ellos, y que lleguen cada día a trabajar con alegría y pasión.

Otorga incentivos
La forma en que te relacionas con tu equipo, los elogios y la cercanía que tengas con ellos son solo una forma de reconocimiento. Los incentivos tangibles también servirán para mejorar su desempeño. Por ejemplo, puedes recompensarlos con tiempo libre para que no se pierdan momentos claves de sus vidas; esto también ayudará a mejorar los niveles de involucramiento una vez que vuelvan al trabajo.

Realiza informes de desempeño
Si cuentas con un software de gestión, tienes a tu disposición una amplia variedad de datos que puedes combinar y analizar para medir el desempeño de las personas que trabajan contigo, para saber, por ejemplo, si los estudiantes abandonan cierta clase para hacer otra dictada por otro profesor, o si el personal de recepción logra retener a los potenciales alumnos que llegan a la escuela a solicitar información. Estos datos te servirán para presentar informes de desempeño con la periodicidad que desees y, según los resultados obtenidos, podrás recompensar a tu staff por elevar la experiencia de los alumnos. 

Una vez que estas prácticas se hayan implementado en tu escuela, todos los miembros del equipo querrán sentirse reconocidos y obtener resultados sobresalientes, y para eso trabajarán cada vez mejor, haciendo que la experiencia de los estudiantes dentro de la escuela sea ampliamente satisfactoria.