Controla los gastos de tu escuela de baile, música o teatro

En ocasiones, nuestra pasión por la danza, la música o la interpretación es tan grande que dejamos de lado otros aspectos más duros pero igualmente importantes si queremos llevar adelante una escuela rentable. ¿Tienes el control de los gastos de tu escuela, o vas atravesando el día a día sin saber realmente de cuánto dinero dispones?

controla gastos escuela
El control de tus gastos es útil para que obtengas el mayor resultado con el menor esfuerzo.


Muchas escuelas, enfocadas en el aspecto académico, dejan a un lado la economía y las finanzas. No es necesario ser un experto en economía, pero ningún negocio puede mantenerse y mucho menos crecer si no se lleva un control de ingresos y egresos para saber la rentabilidad de sus actividades.

Seguramente tienes presentes cuáles son los costos fijos para mantener tu escuela estable: alquiler del local, sueldos de los empleados, servicios de telefonía, internet y electricidad, impuestos, etc. Pero hay otros tipos de gastos que también es importante que tengas en cuenta para evitar problemas financieros graves más adelante.

En primer lugar, tenemos los costos variables, es decir, aquellos que se modifican según el nivel de actividad de la escuela: compra de material de estudio, reparación de instrumentos musicales o gastos de publicidad en los meses en los que no se apuntan muchos alumnos. Por otra parte, existen los imprevistos, como puede ser la compra de algún instrumento que ya no esté en condiciones, la reparación de una sala de baile por problemas de humedad, o incluso un elevado gasto de energía porque un profe olvidó desenchufar los instrumentos durante un fin de semana. Por último, en las escuelas de baile, música o teatro siempre existen eventos excepcionales, como festivales de fin de curso, para los cuales debes contar con una buena suma de dinero extra.

El control de gastos es útil para que tú, como dueño de una escuela de artes, obtengas el mayor resultado con el menor esfuerzo. Mediante el análisis y el uso optimizado de los recursos económicos, puedes obtener incrementos en las ganancias. Si ya estás ganando dinero con tu escuela, podrás ganar más. 

Lo más recomendable es que lleves un plan de gastos en el cual esté especificado cada movimiento que se hará en el mes, y que identifiques cuáles son los gastos más importantes y cuáles son secundarios. Una vez que comiences a organizarte, fácilmente sabrás de cuánto dinero dispones para ahorrar cada mes, lo cual es una gran decisión para el futuro de tu escuela, ya que estarás preparado para cualquiera de los imprevistos que mencionamos anteriormente.

Con un software de gestión como DStudio podrás registrar todos los ingresos de dinero y los gastos realizados y planificados, y conocer a diario cómo va tu negocio. Allí tendrás todo ordenado, podrás configurar alertas para recordarte las cuentas por pagar y evitarás pasar cosas por alto. También podrás realizar un análisis y proyectar los escenarios esperables a futuro, para poder planear estrategias y acciones a mediano y largo plazo.

Si quieres llevar tu escuela a otro nivel y que se convierta en un verdadero negocio, un software de gestión es la herramienta perfecta y es una ventaja que tienes a favor con respecto a tus competidores.