5 Pasos para profesionalizar tu establecimiento deportivo.

Nuevo DStudio v2.3.0
30 enero, 2017
Qué debería tener una herramienta de gestión para tu academia de danzas?
17 noviembre, 2017

5 Pasos para profesionalizar tu establecimiento deportivo.

Si bien durante la primera etapa de conformación de un negocio todas las acciones que se llevan a cabo, suelen ser de carácter intuitivo, es preciso abandonar la zona de confort para dar el salto hacia la profesionalización.

Aunque al principio todo funciona a prueba y error, hay que detenerse a pensar para poder profundizar en las estrategias y mejorar la rentabilidad del negocio a largo plazo. Es posible que un Estudio de Arquitectura, tenga un excelente control de los aspectos estéticos en sus proyectos, pero siempre se pierde el control cuando se trata de mano de obra, costos, y trato con los operarios.

Así como un instituto o academia, puede que tenga una excelente grilla de horarios y clases muy interesantes y convocantes, pero a medida que comienzan a expandirse, comienza a crecer el déficit en la administración de alumnos, asistencias, pagos, registros de alumnos deudores, y comienzan los problemas de gestión, entonces…

¿Cuáles son los pasos son necesarios para comenzar a profesionalizar un establecimiento deportivo?

1. Crear estrategias de crecimiento para las áreas débiles de tu negocio.

Cuando se trata de una academia deportiva, las personas que se ocupan de llevarla adelante, son a la vez, administradores, profesores y gestores, entonces ¿Cómo es posible mejorar el desempeño del instituto, si estamos siempre ocupados? En primer lugar, es preciso identificar cuáles son las áreas que se debería mejorar porque perdemos mucho tiempo en ellas o no sabemos cómo resolverlas. Por ejemplo la Administración de tu academia. Existe la posibilidad de contratar a terceros que administren tu academia, o contratar un software de gestión, donde puedas condensar toda la información de alumnos y profesores, asistencias, cobro a deudores y que se encargue de comunicárselo a los alumnos. Suele ser muy útil la contratación de este tipo de servicios, ya que no tienen gastos de instalación y brindan soporte continuo.

2. Designar a personas especializadas, en áreas clave.

Cuando se vuelve difícil actuar en todas las áreas, es recomendable invertir tiempo, en capacitar a personas que puedan ocuparse de las actividades que no podemos llevar a cabo y de esta manera, asegurarnos que las tareas serán realizadas, sin habernos estresado por ello. Otra opción es contratar agentes externos, personas capacitadas, para poder realizar un perfil del negocio y las proyecciones necesarias a futuro, con el objetivo de conocer hacia dónde ir, y por dónde comenzar.

3. Invertir en recursos, para mejorar la gestión de tu negocio.

Si bien, apuntar a nuevos objetivos, y establecer una metodología de trabajo, puede llevarnos tiempo y dinero, es necesario invertir en recursos para agilizar el desarrollo de un negocio y asegurar el crecimiento a largo plazo. Se vuelve fundamental incorporar recursos tangibles, como equipamiento, mejorar el espacio de trabajo e invertir en tecnología adecuada a nuestras aspiraciones , como nuevas herramientas de trabajo. Sin perder de vista los recursos intangibles, como software de agilización para las diferentes áreas de trabajo, planes de trabajo adecuados a nuestras aspiraciones y tercerización de servicios que no podemos llevar a cabo.

4. Involucrar a todo el equipo de trabajo, en el crecimiento de la academia.

Para que el proyecto de crecimiento, se vea nutrido de las energías de todos lo que participan directa o indirectamente en el negocio, es necesario incluir a todos los integrantes de la academia en el crecimiento a futuro, generando incentivos y transmitiendo una visión positiva sobre la proyección del negocio, para generar entusiasmo y convertir el proyecto en un camino conjunto. Establecer un ambiente laboral sano y divertido, es fundamental para llevar a cabo el trabajo, sin sentir que es una obligación.

5. Evaluar el proceso y proponer mejoras a futuro.

Un aspecto fundamental para sostener el negocio a largo plazo, es el seguimiento del proceso y de las acciones que se llevan a cabo, para que queden registradas, y así poder evaluarlas y mejorarlas. ¿Qué recursos me permiten evaluar el proceso de mi negocio? Dentro de todas las herramientas que existen para la evaluación de un proceso de negocio, es preciso contar con reportes de entrada y salida de dinero, alumnos que asisten o no a las clases, registros de alumnos deudores, resúmenes de cuenta, entre otros. Tener control sobre los números, nos permitirá invertir más tiempo y energías en las actividades deportivas y disfrutando más de la profesión que elegimos.

 

El equipo de DStudio

REGISTRARME